Las redes sociales son una de las mejores herramientas para darle el empujoncito final a nuestros clientes para que se decidan por nuestros productos y realicen la compra. Para ello, debemos realizar acciones muy sutiles y con gran fuerza para atraerlos y ganarnos su confianza. Solo así conseguiremos cerrar la venta.

Aquí, es fundamental conseguir la confianza y la valoración positiva de los clientes si queremos establecer vínculos y canales de comunicación directa con ellos y conseguir que sean nuestros principales prescriptores.

Cómo pueden ayudarte las redes sociales a vender

Establece tu estrategia en las redes sociales

Antes que nada, deberás plantearte qué objetivos quieres alcanzar para poder establecer las estrategias de cómo conseguirlo. Sólo así podrás ser realista e ir definiendo poco a poco tu plan de acción sobre cada red social porque, como sabrás, cada una tiene su público objetivo.

Por ello, debes saber quién es el consumidor potencial de tus productos y servicios y definir en qué redes sociales están para desarrollar ahí la estrategia.

Las principales redes sociales sobre las que podrás trabajar para conseguir clientes potenciales son Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, Pinterest y Linkedin.

En todas estas redes sociales también encontrarás a tus principales competidores, por lo que tendrás que diferenciarte de ellos, buscar qué te hace único, diferente y hacerles ver a tus clientes por qué tus productos son mejores que los de la competencia. En este sentido, deberás ofrecer un contenido de valor, pensando en tu público objetivo, en sus dudas y necesidades, en dar respuestas a algunas de las cuestiones que puedan plantearse a la hora de escoger tu producto o servicio.

Piensa que el usuario quiere encontrar detrás de una red social a una persona, con un trato cercano que pueda responder a sus dudas y no una cuenta de empresa encorsetada que solo quiera vender y no se preocupe por las necesidades del cliente.

De esta manera, podrás conseguir tu objetivo final, que es convertir esa consulta, esa duda del cliente en una llamada o reunión comercial donde se cierre el proceso de venta y consigas un nuevo cliente para tu negocio.

Pero para que todo ello suceda, debes comenzar a posicionarte en la mente de tu cliente ideal mucho antes de que necesite tu producto o servicio, para que cuando lo haga, tu marca o empresa aparezca en su cabeza y pueda recurrir a ti.

Cómo pueden ayudarte las redes sociales a vender

Analiza los resultados en las redes sociales

Una de las grandes ventajas de las estrategias del marketing digital es que todas las acciones pueden medirse, algo muy útil y fundamental para saber si estamos consiguiendo nuestros retos o tenemos que hacer modificaciones para obtener los resultados esperados. Sin lugar a dudas, esta gran diferencia con el marketing clásico hace que la balanza se decante por este tipo de acciones y tengamos un verdadero control sobre nuestro trabajo.

De esta manera, tendremos muchos indicadores que nos dirán si vamos por el buen camino, como el número de seguidores de cada red social, la cantidad de “Me gustas” o “Retweets” que conseguimos, las respuestas que obtenemos o el impacto que tienen nuestras publicaciones, entre otras muchas.

Todos estos datos son muy importantes y debemos analizarlos para entender qué está sucediendo y si vamos por el buen camino.