Para conseguir mejorar el lanzamiento de las campañas publicitarias y ofrecer una experiencia 360º a nuestros clientes, la solución está en el marketing y la publicidad omnicanal, ¿aún no sabes qué es la publicidad omnicanal? Sigue leyendo y descubre cómo hacer de ésta una estrategia realmente potente.

Qués es la publicidad omnicanal

La publicidad y el marketing onmincanal permite mezclar e integrar de forma estratégica distintos canales publicitarios para promocionar un mismo anuncio o mensaje a través de distintos formatos online y offline.

Esta técnica es realmente efectiva porque hace que la visibilidad del mensaje se dispare y llegue al mismo tiempo a un gran número de personas, incrementándose así las posibilidades de conversión.

Y es que, nuestros clientes están es todos lados, por lo que debemos aprovechar cualquier canal, cualquier medio donde podemos conectar con ellos y establecer los llamados touchpoints o puntos de contacto.

Por eso, siempre es importante establecer una estrategia, primero para trabajar la coherencia de los mensajes que difundimos a través de cada canal, y segundo para no desaprovechar esto puntos de contacto. Además, así también evitamos que nuestra competencia pueda llevarse al cliente por no estar en el lugar y momento indicado.

Cuáles son las diferencias entre la publicidad multicanal y omnicanal

Podemos decir que la diferencia entre multicanal y omnicanal depende del enfoque que le demos a los canales digitales. Así, podemos centrarnos en maximizar el rendimiento de uno o varios canales (tienda, mailing, web, móvil, etc) si queremos centrarnos en una estrategia multicanal o bien, poner al cliente en el centro de la estrategia y llevar a cabo un enfoque omnicanal para atraerle por cualquiera de los medios disponibles.

Y es que, una estrategia de marketing omnicanal tiene que ser integral, de modo que los esfuerzos online y offline converjan para conseguir los mejores resultados, ofreciendo una experiencia global de la marca para poder transformar al usuario en un potencial cliente.

Mejora tus campañas con una estrategia omnicanal

¿Cómo funciona el marketing omnicanal?

Las principales características que podemos destacar son las siguientes:

  • Integración de todo tipo de canales publicitarios y otros medios como las redes sociales, mailing, sitios web, acciones en la calle, stand, eventos, etc.
  • Adecuación de los canales al tipo de cliente ideal y al momento del proceso de compra en el que se encuentre.
  • Unificación de un mismo mensaje para todos los medios, como por ejemplo tener las mismas promociones en la tienda física y online.
  • Una de las claves de la estrategia se centra en generar una buena experiencia al usuario o cliente.
  • Aprovechar todos los touchpoints posibles con el cliente para establecer una relación de confianza.
  • Aprovechamiento y análisis de los datos e información obtenida sobre los clientes o usuarios de nuestra base de datos, así como de las redes sociales.

Como te habrás dado cuenta, el objetivo fundamental de todo ello es poder conocer bien a nuestros clientes potenciales para ofrecerles la mejor experiencia posible a fin de que compren nuestros productos y servicios, y se conviertan en clientes prescriptores.

Debemos esforzarnos en saber qué quieren y facilitarles las cosas para que la acción de compra sea lo más fácil y clara posible para ellos. Así, por ejemplo, podemos trabajar en unas cuñas de radio con unas frases directas y sencillas que promuevan la visita a un sitio web en concreto, donde el usuario encontrará una navegación fácil e intuitiva y con la instalación del Pixel de Facebook, para activar campañas de publicidad en Instagram o Facebook segmentada únicamente a los que escucharon esa cuña de radio y vieron esa página web.

¿Cuáles son los beneficios del marketing omnicanal?

Si apuestas por llevar a cabo una estrategia de marketing omnicanal, en la que unifiques los canales físicos y digitales, con acciones personalizadas, podrás conseguir los principales dos siguientes beneficios:

Aumentarás el prestigio y la notoriedad de tu marca

Piensa que con esta estrategia le estarás brindando un mismo mensaje a través de cualquier canal y dispositivo, en el que no debe haber fisuras, donde el mensaje será homogéneo y coherente a lo largo de la navegación y visita de los diferentes canales de la marca, que se traducirá en una experiencia de compra y atención al cliente óptima y satisfactoria. Todo ello llevará a su vez a obtener una mayor confianza y fidelización.

Mejoría en la eficacia

El omnicanal integra las tecnologías básicas necesarias para la gestión de inventario, sistemas de pago, logística y entrega y programas de fidelización de los clientes. Así, por ejemplo, permitirá una mayor eficacia y optimización del funcionamiento de la empresa, con ejemplos tan claro como la posibilidad de devolución de productos adquiridos de manera online en la tienda física.