Cuando un usuario navega por una web y puede completar la acción que desea sin problemas y de manera sencilla, ya sea encontrar un producto, crear una cuenta, o hacer una compra, decimos que la experiencia de usuario ha sido satisfactoria.

En la experiencia de usuario conviven multitud de factores que le afectan directamente, como el diseño web, la programación, la velocidad del servidor en el que esté alojada la página, así como la propia percepción que tenga el usuario de la marca.

En este sentido, cada vez hay un acercamiento mayor entre el posicionamiento SEO y la experiencia de usuario, ya que hasta el momento no iban de la mano. Así, la propia experiencia comienza en el buscador de Google, donde los resultados que se muestren deben satisfacer al usuario.

Por ello, las acciones de SEO deben tener en cuenta esa búsqueda del usuario, porque será valorada por Google. Así, si un usuario llega a tu web a través de una búsqueda y completa una acción o simplemente se detiene un tiempo en tu web, Google entenderá que la búsqueda ha sido fructífera y tendrá en cuenta dicha página para nuevos resultados de búsqueda.

Y es que, si la experiencia de usuario es adecuada, encontrará la información que busca, llegando a una página de su interés con contenido de calidad y estrechamente relacionado con su búsqueda. Google entenderá que la página está bien trabajada y ganarás más puntos de cara al SEO. En cambio, una mala experiencia de usuario traerá consigo una baja tasa de conversión y un descenso en las páginas de resultados del motor de búsqueda.

¿Mejorar la experiencia de usuario tiene consecuencias en el SEO?

Aspectos para mejorar la experiencia de usuario en una web

Si quieres mejorar la experiencia de usuario, puedes trabajar algunos de los aspectos que te mencionamos a continuación y verás los resultados positivos para tu web.

Trabaja el diseño web adaptable a dispositivos móviles

Debido al aumento de las búsquedas en móvil en los últimos años, éste es un factor clave que valora Google. Es más, estará predispuesto a mostrar en los resultados de búsqueda solo páginas adaptada a dispositivos móviles, apostando de esta manera por la usabilidad web.

Elige un diseño que apueste por la usabilidad

Sabemos que el sitio web debe ser estéticamente atractivo, pero de cara al SEO es mucho más importante e influyente que sobre todo sea fácilmente accesible y usable para el usuario, así podrá llegar a todos los productos y servicios que ofrezcas sin dificultad.

Apuesta por contenido de calidad

Otro de los aspectos claves para Google es que la web muestre un contenido de calidad, que interese al usuario y sea de elaboración propia. Si el sitio web no tiene un contenido que llame la atención, aumentará el porcentaje de rebote o causará una baja tasa de conversión.

Velocidad de carga

Uno de los principales motivos por los que el usuario abandona una web es la lentitud de carga del sitio, sobre todo si lo hace a través de dispositivos móviles. Existen herramientas gratuitas como GTMetrix o Pingdom Tools, con las que podrás monitorizar el tiempo de carga, peso y peticiones de tu sitio web. Aún así, debes tener en cuenta que la velocidad de carga será distinta en cada una de las páginas, ya que depende de cada uno de los elementos que el navegador tenga que mostrar en cada una de las páginas.

¿Mejorar la experiencia de usuario tiene consecuencias en el SEO?

Beneficios de conseguir una buena experiencia de usuario

Los principales beneficios que puedes tener en tu página web son:

  • Bajada de la tasa de rebote, ya que si conseguimos que el usuario llegue fácilmente a lo que está buscando, pasará más tiempo en el sitio web y navegará a través de los diferentes enlaces.
  • Mejora del CTR, nos referimos al porcentaje de clics que recibe un resultado relacionado con las veces que se ha visualizado. De esta manera, mejorará si el usuario que accede al sitio web a través del buscador, encuentra lo que quiere y no vuelve a la página de resultados.
  • Incremento de las conversiones, este aumento viene motivado por la suma de todo lo anterior. Es decir, si el usuario encuentra fácilmente lo que busca y promovemos la conversión con llamadas a la acción, la tasa de conversión crecerá.
  • Mejora del SEO, llegado a este punto, Google interpretará que el sitio web es de calidad y valioso para los usuarios, así que tendrá un mejor posicionamiento a medio plazo.