Seguramente, en más de una ocasión, después de haber hecho una búsqueda de algún producto y no hayas finalizado el proceso de compra, comienzan a aparecer anuncios de esos productos en el resto de páginas web que visites. Esto es precisamente el remarketing, crear campañas de anuncios personalizadas para aquellos usuarios que ya han visitado previamente tu web o ecommerce, con el objetivo de incrementar el ROI.

Es una muy buena estrategia de marketing si quieres conseguir más conversiones y rentabilizar tus esfuerzos de captación de usuarios, así que te animamos a que comiences a utilizarla si aún no lo haces.

Remarketing, ventajas y tipos

Conceptos básicos del remarketing

La idea básica del remarketing es llegar a usuarios que ya conocen tu marca o tus productos y que, por tanto, tienen una clara intencionalidad de compra. Así que, gracias al remarketing, creamos anuncios personalizados, animando al usuario a avanzar por el embudo de conversión.

Podemos resumir el proceso en tres pasos:

  • El usuario visita nuestra página web o navega por nuestros productos o servicios.
  • Marcamos al usuario con una cookie y lo añadimos a una lista de remarketing, cuyos parámetros hemos definido previamente.
  • Realizamos una campaña de anuncios orientados a esa lista, esto es, que solo podrán ver los usuarios que forman parte de ella.

En función de cómo se realice la captación de usuarios para la lista y de qué tipo de anuncios se le muestren, podemos distinguir diferentes tipos de remarketing:

  • Estándar: mostraremos anuncios de display a las personas que han visitado previamente nuestra página. Estos anuncios aparecen en sitios web y aplicaciones de la red de display de Google.
  • Dinámico: similar al anterior, pero con la característica de que muestra anuncios personalizados en función de los productos y servicios que los usuarios han visto en el sitio web.
  • Para aplicaciones móviles: los anuncios se muestran solo en aplicaciones y sitios web para móviles.
  • Para la red de búsquedas: los anuncios se mostrarán cuando los usuarios que ya han visitado la web realicen búsquedas en Google. De esta manera, es posible afinar mucho con el target.
  • De vídeo: los anuncios se mostrarán cuando el usuario interactúe con vídeos o con YouTube. Los anuncios se muestran en el propio YouTube, en sitios web y en aplicaciones.
  • Por lista de distribución: los anuncios se mostrarán a una lista de emails previamente recopilada, por ejemplo, los suscriptores de nuestra newsletter.

Ventajas del remarketing para tu marca

  • Personalización de tu público. Gracias a la personalización de las listas de remarketing, puedes aprovecharte de un montón de opciones. En este sentido, hay dos factores claves con los que puedes jugar: la acción que realiza el usuario y el tiempo transcurrido desde la acción. Así, puedes captar a usuarios con diferentes intereses y en diferentes momentos del ciclo de compra y ofrecerles una personalización máxima.
  • Ampliación del alcance. La red de display de Google cuenta con más de dos millones de páginas web y aplicaciones, además de otras herramientas de retargeting, como Facebook Ads, que también ofrecen cifras de alcance verdaderamente impresionantes. De esta manera, llegarás al usuario desde cualquier sitio.
  • Recordatorio de tu marca. Conseguirás que el usuario te retenga en su mente por más tiempo, ya que con el remarketing aparecerás repetidamente allá por donde navegue el usuario.
  • Adecuación a tus objetivos de marketing. El remarketing tiene la gran facilidad de adaptarse a una gran variedad de situaciones y de objetivos.
  • Incremento de las conversiones. El remarketing facilita que el usuario realice la conversión, puesto que ya han demostrado su interés en la marca.

Remarketing, ventajas y tipos

Mejorar tus campañas de remarketing

Sácale todo el partido a esta herramienta siguiendo estos consejos:

  • Limita la frecuencia de aparición de los anuncios. Así conseguirás no ser demasiado pesado y que el usuario llegue a la conversión con una buena imagen de la marca.
  • Crea listas diferentes. Aquí, lo más importante es crear diferentes listas para atinar con el usuario y favorecer la conversión. Además, podrás crear listas especiales para los usuarios que han añadido tus productos a la cesta de la compra pero no han finalizado el pedido. Será importante que los mimes, por ejemplo con algún descuento o promoción, para que se sientan especiales y realicen la compra.
  • Analiza, mide y corrige. Google Ads ofrece muchas opciones de análisis para las campañas de remarketing, por lo que será fundamental que las utilices. Establece controles regulares, fíjate en las opciones que dan mejores resultados y ve introduciendo cambios en función de ellas para favorecer la conversión. Con un poco de práctica y paciencia, conseguirás que las campañas de remarketing sean todo un éxito.