El SEO (search engine optimization) o lo que es lo mismo el posicionamiento orgánico hace referencia a todas esas acciones que llevamos a cabo para mejorar el posicionamiento de una página web cuando realizamos una búsqueda en los buscadores de Internet.

Tenemos que tener claro que cuando Google muestra los resultados de una búsqueda, hace una separación entre sus anuncios (marcas que invierten en posicionamiento de pago, SEM) y los propios resultados. De esta manera, en las primeras y últimas posiciones aparecerán los anuncios, que cada vez se integran de una mejor manera con el resto de resultado para que los usuarios pinchen en ellos.

Y es que, está comprobado que los usuarios tienden a confiar más en los resultados que aparecen de manera orgánica o natural que aquellos que han pagado por aparecer en las primeras posiciones, no resultando tan creíbles.

Este resultado orgánico o natural es consecuencia de los algoritmos que emplean los buscadores para determinar el orden de aparición de las marcas y ahí poco podemos hacer nosotros.

Todo lo que necesitas saber sobre SEO

Principales términos que empleamos en el posicionamiento

PALABRAS CLAVES: Cuando comenzamos a trabajar el SEO de una web es fundamental saber cuáles son las palabras claves, los términos que más se utilizan para la búsqueda del sector en el que nos movemos. Y es que, si no las conocemos, de nada servirá nuestro trabajo, ya que la página web no se mostrará en los términos de búsqueda que tienen más volumen. Todo empieza por un buen estudio de palabras claves.

PRIMERAS PÁGINAS: Por propia experiencia sabemos que todos aquellos resultados que no se muestren en las primeras páginas, y a poder ser entre las 10 primeras posiciones, no tendrán tanto impacto sobre los usuarios, ya que no selemos pasar de la segunda página cuando queremos encontrar información sobre cualquier producto o servicio.

TRÁFICO CUALIFICADO: Como comentábamos anteriormente, los usuarios dan más credibilidad a los resultados naturales, por lo que las visitas que recibamos del posicionamiento natural será muy cualificado, con un verdadero interés en lo que ofrecemos.

RELEVANCIA WEB: Con este término nos referimos a la importante y notoriedad que tiene un sitio web en Internet. Cuando realizamos una búsqueda, Google comprueba que ese término esté relacionado y nombrado en el contenido, que el contenido sea accesible, que el tiempo de carga sea pequeño, que el código esté estructurado… entre otros muchos factores. Mientras mejor consideración tenga para Google, mejor posiciones conseguiremos.

Todo lo que necesitas saber sobre SEO

BLACK HAT SEO: Aquí se engloban todas aquellas técnicas poco éticas o que contradicen las directrices del buscador para conseguir mejores posiciones, como por ejemplo comentarios spam, compra de enlaces o seguidores, textos ocultos, etc. Son acciones que Google penaliza y tiene resultados graves, por lo que es preferible no coger este tipos atajos para conseguir una mejor posición.

WHITE HAT SEO: Bajo este término se conoce a todas aquellas acciones que cumplen con las directrices de los buscadores y que ayudan a mejorar los resultados de búsqueda. Generalmente, son aquellas acciones que mejoran la estructura y aportan valor al contenido de la web, mejorando con ello la experiencia de usuario.

RESULTADOS A LARGO PLAZO: Este tipo de posicionamiento no da sus frutos de inmediato, sino que a largo plazo, por lo que la inversión la recuperaremos más tarde que si financiamos campañas SEM.

Si te gustaría implementar acciones de SEO en tu página web, estaremos encantados de poderte ayudar y destacar frente a tu competencia.